Hábitos que previenen el cáncer de boca

By | 4 septiembre, 2019

El cáncer de boca es una enfermedad que puede presentarse de formas variadas de acuerdo a los factores de riesgo que estén asociados a cada persona. A pesar de lo agresivo que puede llegar a ser este cáncer, no presenta signos ni síntomas iniciales floridos, sin embargo, se tiene la ventaja de que su método de despistaje es sencillo y probablemente ya hayamos sido examinados en busca de él sin siquiera saberlo: al realizar el examen de la cavidad bucal, un profesional de la salud calificado puede identificar lesiones sospechosas de esta enfermedad, y así decidir si se deben tomar más pruebas o no.

 

Si bien la mayoría de los profesionales de la salud le dan un vistazo rápido al interior de nuestras bocas al hacer un chequeo de nuestro cuerpo, son dos las profesiones que mayor énfasis realizan en busca de signos de cáncer bucal: los dentistas y los otorrinolaringólogos, podrás imaginarte que seguro ya has pasado por más despistajes de esta enfermedad de los que pudieras pensar.

 

La incidencia de este cáncer es cada vez mayor en el mundo occidental, ya que cada año son diagnosticadas más personas, este dato nos lleva a preguntarnos la razón detrás de esta enfermedad.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo asociados a este cáncer se encuentra: sexo masculino (en España las estadísticas son las siguientes: de cada 100.000 hombres se diagnostican 6 – 13 casos de cáncer bucal, mientras que para el sexo femenino se diagnostican 1 o 2 mujeres afectadas); fumadores crónicos, resaltando que no solo se asocia al cigarrillo con esta enfermedad, sino también a los dispositivos utilizados para vapear, especialmente aquellos en los cuales se utilizan sustancias con nicotina; bebedores frecuentes; personas en edad avanzada, sin embargo, este dato se asocia al grueso de las enfermedades neoplásicas.

 

Si bien una persona puede disminuir de gran manera su probabilidad de padecer de cáncer de boca al dejar de consumir cigarrillos y alcohol con frecuencia, estos no son los únicos factores de gran peso, ya que cada día se diagnostican más pacientes con esta enfermedad, en los cuales no se encuentran tales factores, pero sí la infección y enfermedad por Virus del Papiloma Humano (VPH); es importante resaltar que existen muchos serotipos de este virus y todos se transmiten por contacto sexual con alguien infectado, sin embargo, no todas las personas desarrollan lesiones por el mismo ya que dependerá del tipo de virus que esté infectando y de cómo trabaja el sistema inmune de cada individuo, por lo que muchos infectados no llegan a desarrollar cáncer de boca. Por último, se asocia también la exposición prolongada al sol, especialmente a la enfermedad de inicio en los labios.

 

Pronóstico de la enfermedad

Como en otras enfermedades neoplásicas dependerá del momento en que se diagnostique la lesión, teniendo mayor probabilidad de éxito aquellas que se detecten y traten tempranamente.

Ahora que hemos hablado sobre la enfermedad, es momento de que pasemos a los hábitos que la previenen:

  • Evitar el consumo de cigarrillos y tabaco.
  • Ingerir alcohol de forma moderada.
  • Llevar una alimentación más sana y balanceada.
  • Utilizar protector solar y sombreros.
  • Implementar una buena rutina de higiene bucodental.
  • Practicar sexo seguro.
  • Acudir al menos una vez al año al dentista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *